“El hombre no puede encontrar sus principios y medios más que en sí mismo, y puede hacerlo porque lleva en sí la correspondencia de todo cuanto existe: el-insânu ramzu’l-wojûd, “el hombre es un símbolo de la Existencia universal”; y si consigue penetrar hasta el centro de su propio ser, alcanza por ello el conocimiento total, con todo lo que implica por añadidura: man yaraf nafsahu yaraf Rabbahu, “aquel que conoce su Sí, conoce a su Señor.”

René Guénon, Sobre hermetismo.


“No abandones tu alma ni te opongas a ella, ve, en cambio, con ella y busca lo que en ella hay.”

“No es cuestión de conocer a Dios cuando se aparta el velo, sino de conocerlo en el velo mismo.”

Shayk Ahmad Al-‘Alawî, Aforismos y poemas.


“Te advierto, quien quiera que fueres, ¡Oh! tú que deseas sondear los arcanos de la naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿cómo pretendes encontrar otras excelencias? En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros ¡Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el universo y a los Dioses.”

Inscripción del oráculo de Delfos.

Anuncios