“Por tratarse de un solo y mismo amor, es en el libro del amor humano donde hay que aprender a leer la regla del amor divino”

Rûzbehân Baqlî de Shîrâz

.

De pie frente a la áurea escala,

por donde suben los hombres y los ángeles bajan,

mis ojos arden al vislumbrar su esplendor,

los orlados peldaños y las filigranas de plata.

.

Sé que me esperas en lo alto

y que me recibirás nuevamente al regreso,

pues sólo de una forma es posible alcanzarte:

subiendo y a la vez descendiendo.

.

Nadie pudo contemplar los portentos de tu palacio

ni cruzar la verja que rodea tu jardín,

sin comprender que lo de arriba es igual a lo de abajo

y que entrar no es diferente de salir.

.

Oh, ¿a quién dirijo realmente mis plegarias?

¿quién aprieta con fuerza mi corazón?

Me piden que aparte de mi vista los frutos de la tierra

pero, ¿por qué habría de rechazar el humano goce del amor?

.

Ya no hay “tú” ni “yo” ni “nosotros”,

amada en la tierra o Mensajera de la Eternidad;

si a través de una puedo ver a la Otra,

¿por qué seguir cayendo en el abismo de lo dual?

.

Barreras mundanas, límites, separación,

¡aléjense de mí de una vez y para siempre!

.

¡Criatura celeste, puente sagrado, escala del amor!

quiero subir y bajar por tu cuerpo,

quiero leer, grabadas entre los deliciosos signos de tu piel,

las letras olvidadas de mi Nombre.

.

Robert Fludd - Escala

Anuncios